NECESITO ABRAZO DE DIOS

Cuando las cosas no van bien, cuando sientes tristeza y soledad… recuerda que Dios te ama y siempre estará a tu lado, buscando darte un abrazo. Dios nos ama y quiere abrazarnos…

Dejémonos mimar por Él. De todos los afectos, el más grande es aquel que sientes cuando estás orando y te sientes reconfortada de sentir la presencia de nuestro Señor Jesucristo.

Cuando nuestro mundo se vuelve oscuro, cuando sentimos que nada está bien, y cuando queremos sentirnos seguras… nos volvemos a Dios pidiéndole que nos escuche y consuele. Necesitamos un abrazo, uno de esos que nos haga sentir arropadas, uno que sólo Dios puede darnos.

Necesito un abrazo de Dios: En esos días que tan mal lo pasamos, parece que ningún día será alegre, las cosas cotidianas se nos vuelven cansinas, sentimos soledad y mucha necesidad.

Queremos y necesitamos un hombro en el que depositar nuestras penas y lágrimas, alguien que nos escuche en silencio… y que sin necesidad de decir nada, nos entienda, comprenda, y haga sentirnos queridas.

Muchas veces las tristezas son más grandes que nuestras alegrías, pasamos por caminos que nunca quisiéramos recorrer, pero la vida es como es: antes deberemos probar lo amargo para poder apreciar cuando algo dulce o tierno llega a nuestra vida.

Dios puede reconfortarnos: Dios siempre está con nosotras, ofreciéndonos su inmenso amor para cobijar nuestro afligido corazón. Él nunca nos dejará, y siempre querrá reconfortarnos cuando nuestro corazón esté afligido. Si lo buscas, siempre encontrarás su amor, su bondad y su misericordia. Poco a poco Dios logrará suavizar las asperezas de nuestras vidas.

El abrazo de Dios está lleno de amor y perdón: En él está mi confianza, sólo en él puedo mostrar mi verdadero yo, sabiendo que me ama tal como soy. No me abandones, Señor, en los momentos tristes que toca caminar. Con el favor de Dios, tendré un dulce despertar, confío que él me dará lo que mi vida necesita. Dios es bueno y quiere lo mejor para mí, confiaré en él.

Dios quiere que nos dejemos abrazar por él: Si de algo estoy segura de que por muy grandes que sean mis penas, Dios curará mis heridas, y me abrazará con todo su amor. Igualmente, también sé que llegarán a mi vida personas que me darán un abrazo, y cuando suceda, sabré que es obra de Dios. Dios nos ama y quiere que tengamos personas buenas en nuestras vidas. Cuidaré a mis amigos, esos que siempre están, aún en mi completo silencio.

Daré gracias a Dios por las personas que están junto a mí, amigos, familia y personas que me hacen bien.

Dios nos ama, y desea abrazarnos: Intentemos poner el corazón en las cosas buenas que vienen de Dios. No deseemos lo ajeno y agradezcamos lo que se nos ha concedido.

Cuando busquemos a Dios podremos sentir su abrazo, su protección y su gran amor.

Un abrazo para todos, confiemos que Dios conoce nuestras necesidades y está esperando que nos acerquemos a él en humildad, sinceridad y oración para cambiar nuestras vidas.

Perdóname Dios ❤❤

Posted by La Ciudad Del Olvido on Tuesday, October 24, 2017

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*