OLVIDAR A MI AMANTE…

Pasos a seguir:

1.Nuestro cerebro se activa cuando necesita saciar sus deseos, cualquiera que sea, y a menudo tiende a alterar la percepción de la realidad. Esto último ocurre, en mayor medida, en el terreno amoroso. Y todavía más si hablamos de relaciones extramatrimoniales.

La búsqueda de un amante no es más que la búsqueda de una vía de escape, de una huida, de una manera de aplacar placeres y deseos, de rellenar huecos mermados por la rutina, de rehabilitar el corazón y engañar los sentimientos. El amor, a veces, es adictivo, como las drogas, y por eso nuestro cerebro se activa preso de tal influencia.

2.¿Realmente estás enamorado? Esa es la primera pregunta que debes hacerte si estás dispuesto a olvidar a tu amante. Como hemos comentado, con esa persona simplemente has vivido una aventura, te has liberado de ataduras, has cometido locuras y lo has pasado bien. Pero, ¿que hay de real en todo ello? ¿Es realmente amor? Sé sincero contigo mismo y no intentes autoengañarte, de tus respuestas dependerá la decisión que deseas tomar respecto a tu amante o a tu pareja actual.

3.Sé consciente de que con un amante se vive siempre la fase previa al amor: el enamoramiento. Y los sentimientos no se deben confundir. Esta etapa es similar a la adicción de la que hablábamos anteriormente y está basada en la atracción. Es algo que no depende de ti y que, en gran medida, no puedes controlar.

El amor es más, es cariño, es rutina, es complicidad. El amor es probablemente lo que vives con tu pareja. Reflexiona sobre ello para poder valorar más lo que tienes y todo lo que te aporta, antes que una simple aventura física.

4.Las medias naranjas no existen y tampoco nada dura para siempre. Aunque suenen a típicos tópicos debes metértelo en la cabeza. Al estar con tu amante todo es diversión y todo va en subida pero debes ser consciente de que después de un tiempo, todo baja, todo vuelve al estado común, al estado que vives hoy con tu pareja. Si realmente te has lanzado a vivir una aventura, deberás pensar qué hacer para recuperar la chispa de tu matrimonio.

5.Lo fundamental para olvidar a tu amante es no tener dudas. Debes tener claro que todo lo que te hemos comentado es cierto para tomar las riendas de tu destino y la decisión de olvidar tu aventura para centrarte en tu pareja y, sobretodo, en ti. Una vez hayas reflexionado sobre ello, estarás preparado para trabajar en olvidar a esa persona.

6.Borra su teléfono o cualquier otra vía de contacto. Es una decisión drástica, pero alejándote de tu amante será la manera más efectiva y rápida de borrarlo de tu vida y de tu pensamiento, además de no caer en la tentación. También puede ser de gran ayuda deshacerte de todo aquello que te recuerde a esa persona, aunque sea la tarjeta de un restaurante que frecuentabais. Es importante poner un gran muro para poder olvidar y la distancia es la mejor aliada para ello.

7.Búscale defectos. Sí, eso siempre viene bien. Te proponemos hacer una lista con aquellas cosas que no te gustan de esta persona. Piensa que la fase de enamoramiento o enganche es meramente positiva y puede llegar a confundirte, así que piensa en todo aquello negativo – créeme, también lo hay- para así desviar tu atención y no dejar que te nuble todo lo bueno que ves en tu amante, o que crees que te aporta.

8.No luches contra tus pensamientos, simplemente desvía tu mente. Es importante aceptar la realidad: es un amante, una aventura pasajera. Así que debes aceptarlo y tomarlo como algo que te ha hecho aprender, vivir o darte cuenta realmente de lo que te importa tu pareja. Es momento de volver de la realidad y bajar de las nubes. Aprender de esta experiencia te hará ser más fuerte.

9.Céntrate en tu pareja e intenta cambiar todo aquello que no funciona. Si has tenido un amante, principalmente, ha sido porque había cosas que fallaban en tu relación. Es momento de aprender de lo vivido y buscar soluciones para repararla. Además, el centrarte en tu relación te hará olvidar a la persona que te ha dado vida durante este tiempo.

Nuestro consejo es que intentes recuperar la chispa con tu pareja, que salgas de la rutina, que innovéis. Seguro tu aventura te ha hecho recordar cosas que creías haber olvidado, o te ha ayudado a conocer otras cosas nuevas. Intenta proyectarlas en tu pareja para olvidarte definitivamente de tu amante. Si tu relación te completa, no necesitarás vivir ninguna aventura extramatrimonial más.

Como ya leíste toma tus medidas para volver a la realidad, tener un amante es solo una aventura, nunca funcionara, no dejes lo que tanto te costo tener, lo que tanto anhelabas por esos pequeños instantes de placer, suerte y te mando un abrazo, espero te sea de gran ayuda este tema.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*