NO LO MERECES…

Un día decides enfrentar la realidad, pero a nadie le gusta descubrir que hemos amado a quien no se lo ha merecido nunca, que estamos en una vida equivocada, que él no es para ti y que por tu propio bien la relación debe finalizar.

Nadie tiene derecho a menospreciar el amor que hemos regalado, es natural sentir rabia al descubrir que se ha jugado con nuestros sentimientos. Estás en todo tu derecho de estar muy enojada y te sientes así, porque nadie tiene el poder de reírse de los sentimientos que has dado.

Cuando estás con alguien ya no existen las vergüenzas, los secretos se comparten, por lo tanto, ya no son “secretos” como tal; entregas todo de ti y lo mínimo que exiges es honestidad. Esperas vivir y compartir tu vida con una persona digna, pero las cosas no siempre salen como queremos…

Entramos en un estado de mucha frustración, de pena que no parece que nada puede aliviar, te enfrentas a mentiras diarias, te sientes utilizada, entras sin querer en un circulo vicioso de tristeza del que no puedes salir porque cada día te recreas en tu dolor y al final terminas cansada de llorar y sentir lástima por ti misma. Ese desánimo ha pasado a ser algo permanente en ti y ya lo ves como algo NORMAL.

Pero te diré que NO, no es normal sentirse así. Tienes que salir de ese agujero, tienes que poner final a esa relación, ya no que no es merecedor del amor que das. ¿Vale la pena sufrir por alguien así? Es una respuesta muy personal, sólo tú puedes decidirlo. Pero si estás en un sitio y alguien te trata mal, ¿qué haces? Marcharte de ese lugar, ¿verdad? Lo mismo debe suceder con nuestro corazón.

No permitas que maltraten tu corazón, especialmente esa persona a la que le entregaste el amor de tu corazón. Esa persona debe amarlo y valorarlo, no maltratarlo. Decídete de una buena vez a retirarlo de tu vida, esa persona no merece que vivir donde nacen lo más nobles sentimientos, en tu corazón. Cualquier relación en la que no se valore lo que se da, no merece tu amor.

Debes hacer que vuelva a renacer la gran persona que eres, no volver a permitir que te hieran libremente para después volver con un perdóname una y otra vez. BASTA, no sigas con él, no le necesitas para seguir con tu vida.

Es posible que muchas veces su arrepentimiento te suene a sincero, pero a la hora de la verdad no es para ti, no te conviene esa clase de persona. Con una MUJER no se juega, a una mujer se le respeta, no somos platos de segunda.

Debes tener DIGNIDAD y tener claro que si lo que entregas no es bien recibido y encima tampoco es bueno para tu vida, debes abandonar esa relación. Quizás suene duro y quizás hasta digas que no, pues aun tienes la esperanza que cambiará, pero no, las relaciones no cambian con un ir y venir pidiendo perdón.

El amor en nuestra vida es lo más sagrado, porque lo das con todo tu ser, con todo tu corazón, es cuando desnudamos nuestra alma hasta el último rincón. No merecemos que se burlen de nosotras, MERECEMOS RESPETO. No aceptes menos, de lo contrario tu vida siempre será de caminos equivocados.

Déjale ir, no lo retengas, no es para ti.

Tú mereces todo el amor de tu pareja y no trozos. No cuando él quiera, no cuando se le de la gana, dignifícate y tu vida cambiará. Siempre hay una persona dispuesta a rescatarte del dolor que causa el mal amor, todos en un momento de la vida sufrimos la decepción de amar a quien jamás se lo mercera.

PUEDES cambiar tu vida.

Claro que sí…

¡Ilusiónate con una nueva vida para ti! Te lo mereces mujer.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*