MERECES AMARTE…

¡Si consigo amarme a mí misma, nada me será imposible!

Todo lo lograré, pues mi autoestima no sólo me devuelve el valor que como mujer tengo, sino que también cose unas inmensas y bellas alas en mi espalda que me permiten volar a donde yo lo desee, porque simplemente quiero, puedo y lo merezco.

Merezco amarme a mí misma, ser feliz, tener seguridad y sentir libertad. ¡Prometo amarme!

Es importante amarnos a nosotras mismas porque mediante esto reconocemos las preciosas, valientes e inigualables mujeres que somos, pero…

¿Has pensado en qué puede pasar en tu vida si en realidad empiezas a amarte? ¿Qué cambios podrían haber? Te voy a narrar un poquitín de tu futuro, porque a partir de aquí, darás un paso más para enamorarte perdidamente de ti misma.

Qué ocurre cuando una mujer se ama tal cual es: En primer lugar, si te amaras no permitirías que nadie te tratase como si fueses “cualquier cosa”, porque estarías convencida de que mereces respeto y de que el hecho de ser diferente no te quita valor, sino que simplemente te hace venturosamente humana.

¿Hombres que nos traten como sus tapetes, segundos platos o últimas opciones?

¡Ni locas! Ya sabemos que esos hombres no se aman ni a si mismos y tampoco nos llegan a los talones, ¿por qué habríamos de minimizarnos a ellos? Nosotras sabemos que merecemos más: un hombre que nos valore, nos respete y nos ame sin restricciones ni condiciones. ¿Cosas imposibles? ¿Cuáles? No las veo…

Como me amo sé que todo lo puedo lograr a base de esfuerzo y dedicación, yo soy competente para lo que quiero hacer, por eso sé que ¡Lo conseguiré! Porque no hay montaña que sea imposible de escalar ni sueños imposibles de realizar, sólo hay caminos que son un poco más intrincados, pero con tiempo y disciplina los conquistaré, lo merezco.

Amarnos a nosotras mismas no sólo nos hace más felices, con relaciones más plenas y una vida llena de mayores encantos…

Amarnos es el inicio de una serie de actitudes que potencializan lo mejor que tenemos,porque la autoestima cuando se adueña de nosotras, se encarga a cada momento de fortalecerse y crecer en nuestro corazón.

Notarás que durante todo este artículo he hablado del “merecer”, pues bien, si me leo como un disco rayado es porque quiero decirte que el amor por nosotras mismas, la autoestima, comienza porque nos convenzamos de que somos merecedoras de ese amor, de esa alegría, de esa felicidad, no hay otra manera de empezar a amarnos: nos convencemos de que lo merecemos y empezamos a cuidarnos y a auto valorarnos mucho más.

Debemos creer en dos cosas fundamentalmente: Primero, tenemos derecho a amarnos, lo que nos implica elegir, ser libres y felices. Segundo, estamos preparadas para afrontar los retos de la vida vengan como vengan.

¡Ámate mujer! Ése es el comienzo de una vida más satisfactoria y gratificante. ¡Tú lo mereces! ¡Convéncete de ello!

1 Comentario

Responder a Sofía QI Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*