Jugo de zanahoria

Nutrientes de la zanahoria

Como hemos comentado al inicio, las propiedades de la zanahoria son múltiples. De hecho, quizá sea una de las hortalizas más completas que se pueden comer e incluir en la dieta diaria. Pero, ¿cuáles son los nutrientes de la zanahoria que la dotan, precisamente, de tantas propiedades? Estos son los principales:

Betacaroteno

Alfacaroteno

Vitamina A

Vitamina B1

Vitamina B3

Vitamina B6

Vitamina C

Vitamina K

Fósforo

Manganeso

Magnesio

Molibdeno

Potasio

Fibras

Folato

Propiedades y beneficios del jugo de zanahoria

Por todos estos aportes nutricionales, la zanahoria puede definirse prácticamente como un «súper alimento» con múltiples beneficios para el cuerpo humano, siendo el más conocido el relacionado con la vista por el contenido en vitamina A, que la protege, además de ayudar a evitar o prevenir la ceguera. Pero, además, el jugo de zanahoria tiene las siguientes propiedades y beneficios:

Rejuvenecedor: la vitamina A es un excelente antioxidante, lo que ayuda a que la piel esté más joven y se retrasen la aparición de los signos del envejecimiento. Un efecto que también se deja sentir en el cabello. En este otro post, hablamos más sobre los Beneficios de la zanahoria para la piel.

Antitumoral: gracias a su composición, sobre todo si son procedentes de agricultura ecológica en la que no se usan pesticidas y fertilizantes químicos agresivos, la zanahoria puede ayudar a prevenir la aparición de tumores y, por ello, puede reducir las posibilidades de aparición de cáncer.

Fortalecedor: los nutrientes del jugo de zanahoria ayudan a fortalecer los huesos, especialmente, los dientes y su esmalte, además de las encías. Aparte, dificulta que aparezca la caries. No obstante, en general, fortalece todo el sistema inmunitario.

Diurético: por el contenido en agua que tiene la zanahoria, ayuda a evitar la retención de líquidos al facilitar el drenaje, la depuración y purificación del organismo. En consecuencia, ayuda a adelgazar y bajar volumen en el caso de que los kilos de más estén relacionados con la retención de líquidos.

Digestivo: la fibra que contiene la zanahoria favorece la digestión y evita el estreñimiento.

Energizante: el potasio y fósforo son dos nutrientes de la zanahoria que aportan energía al organismo, haciendo que las personas se sientan menos cansadas.

Regulador: la zanahoria puede ayudar a regular el nivel de azúcar en sangre. Sin embargo, en este caso, es un alimento que siempre hay que consumirlo bajo recomendación médica porque, en función de cómo se consuma y se cocine, aumenta el índice glucémico. Así puede no estar aconsejado en diabéticos ni en personas que quieran adelgazar.

El jugo o licuado de zanahoria es una bebida muy sencilla de hacer. Además, para hacer zumo de zanahoria, tan solo se necesitan zanahorias, a ser posible que sean de producción ecológica por ser más saludables, y un poco de agua. Una vez tengas los ingredientes toma nota:

Pasos para hacer jugo de zanahoria

Lava bien las zanahorias.

Pélalas si queda alguna zona más sucia o imperfecta. Si no es el caso, las puedes utilizar enteras para aprovechar todas las propiedades de la zanahoria. No te olvides de eliminar las raíces. Por supuesto, si compras de las que llevan el tallo verde, lo tienes que cortar bien, pues solo nos interesa la zanahoria en sí.

Coge la licuadora y añade un poco de agua.

Agrega las zanahorias troceadas y lícualas para que se mezcle todo bien.

El jugo o licuado de zanahoria lo puedes tomar así pero, si todavía lo quieres más líquido, solo tienes que agregar un poco más de agua o bien, colarlo y beber el zumo que quede en menos cantidad.

Otros jugos de zanahoria y sus beneficios

Aparte de tomar este jugo, también puedes preparar otras combinaciones con otras frutas con las que se aumentan los nutrientes de la zanahoria. Además, el proceso es igual que hacer el jugo de zanahoria, teniendo que añadir el otro alimento también a la licuadora.

Las opciones de combinaciones para tomar jugo de zanahoria en ayunas (es lo más indicado beberlo en ese momento del día) son variadas, pero algunas de las más beneficiosas son:

Jugo de zanahoria y manzana: es una fórmula perfecta para ayudar a adelgazar sin perder aporte nutricional porque se mezclan una hortaliza y una fruta que son de las más completas. Este jugo favorece la eliminación de toxinas y evita la retención de líquidos, además de favorecer el tránsito intestinal.

Jugo de zanahoria y limón: uno de los principales beneficios del jugo de zanahoria y limón es que ayuda a adelgazar porque es depurativo, además de favorecer la quema de grasas y de acabar con la retención de líquidos. Por ello, también ayuda a reducir la hinchazón abdominal. Es una combinación con propiedades de la zanahoria y del limón, que igualmente es beneficiosa para la belleza, pues fortalece el pelo y las uñas.

Jugo de zanahoria y naranja: además de ayudar a eliminar toxinas, es un cóctel rico en vitaminas antioxidantes, que son beneficiosas para retardar los signos del envejecimiento.

Jugo de zanahoria y remolacha: este jugo es muy beneficioso para el sistema digestivo porque combate el estreñimiento y favorece el correcto tránsito intestinal, evitando que se acumulen toxinas y deshechos en el organismo que se traduzcan en aumento de grasa corporal.

Jugo de zanahoria y apio: entre las propiedades del jugo de zanahoria y apio encontramos que es muy diurético, sobre todo, por el aporte del apio, que ayuda a evitar la retención de líquidos y a su eliminación.

Otra gran opción para cuidarte con este alimento es comer zanahoria cocida o cruda, ya sea como aperitivo o snack, como plato principal o como acompañamiento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*