CUANDO TE ENAMORAS DE VERDAD…

Hola chicas, miren este articulo que les traemos, un gran tema para todas al momento de conocer a esa personita especial, descubre aquí que se siente estar enamorad@ en caso que no lo sepas ya, espero les guste, gracias por seguirnos.

Las famosas mariposas en el estómago

¿Cuántas veces hemos oído la famosa expresión “mariposas en el estómago” cuando te enamoras? Y quizás no sepas qué significa. En realidad, hace referencia al nudo en el estómago que se siente cuando te gusta una persona, sobre todo al principio en su fase más inicial. Esto no es otra cosa que una reacción fruto de los nervios que sentimos cuando estamos conociendo a alguien sentimentalmente.

El estómago es conocido como el segundo cerebro, puesto que también tiene neuronas. Ambos combinados reaccionan y se produce esa sensación de hormigueo en el estómago o incluso nudo. Las primeras citas son muy excitantes y emocionantes, pero a la vez es normal sentir nervios. Es por eso que durante los primeros días, o incluso semanas, sentimos este cosquilleo en el estómago cada vez que vamos a ver a esa persona.

Corazón más rápido

Y si las mariposas en el estómago es algo conocido ¿quién no ha oído hablar de vuelco al corazón? Otra de las sensaciones que se tienen cuando te enamoras de alguien es la aceleración del corazón. Parece que se nos va a salir del pecho. También se debe a una mezcla de excitación y nerviosismo.

Si te llega un whatsapp, un mensaje, una llamada o cualquier notificación de esa persona tu corazón se acelera. Al igual que ocurre cuando vas a quedar con él/ella.

Puede que no se acelere demasiado y simplemente sea un vuelco al corazón, un momento que te deja sin aliento y te llena de emoción. Al acelerarse el corazón, recibimos más oxigeno y por eso también aumenta nuestra respiración por momentos.

Emociones alteradas

Durante el enamoramiento, nuestras emociones se ven alteradas. Al principio, nos sentimos exaltados de felicidad y emocionados. Somos una explosión de sentimientos de alegría, nervios y exaltación.

Con el paso del tiempo, nuestras emociones se van equilibrando y aunque seguimos sintiendo esa atracción y cariño por la otra persona, ya no nos ponemos nerviosos.

Al principio, es normal que incluso suframos cambios que afecten a nuestro estado, por ejemplo perdamos el apetito. Con el paso del tiempo, las emociones se equilibran y dan paso a una relación menos exaltada y más sosegada aunque igualmente llena de amor.

Quieres pasar tiempo con esa persona

Es normal que durante los primeros días, semanas o incluso meses quieras pasar mucho tiempo con esa persona.

Para que la relación sea duradera y sana, debes tener tu tiempo a solas o con amigos y tu tiempo con esa persona, ya que la relación podría volverse dependiente.

Cuando te enamoras, quieres pasar todos los días y todas las horas con esa persona, sin embargo enamorarse de verdad, querer a alguien significa continuar tu vida compartiéndola con esa persona. Cuando te enamoras de verdad, no necesitas obsesionarte con esa persona, no necesitas poseerla en cada momento sino todo lo contrario, quieres que siga su vida, tenga su libertad y pueda compartir contigo los momentos que tengáis. Este momento marca la diferencia entre el enamoramiento pasajero y el de verdad, el amor incondicional con respeto y libertad.

Enamorarse de verdad no significa ser dueños de una persona o no dejarle hacer lo que quiera porque queremos tenerla al lado, porque tenemos que pasar todo el tiempo posible juntos. Significa todo lo contrario, que cada uno tenga su vida y que la compartáis.

Te preocupas por la otra persona

También ocurre que a medida que avanza la relación, esa persona empiece a significar cada vez más para ti. Aunque al principio también te preocupas por él o ella, lo cierto es que según avanzan los meses y los años, estar enamorado de verdad significa que sus problemas se hacen tuyos.

Idealizar a la otra persona

Cuando te enamoras al principio de una relación, estás idealizando a la otra persona. Piensas que es la mejor persona con la que puedes pasar el resto de tu vida y que es perfecta. Sin embargo, esta sensación no permanece para siempre.

Enamorarse de verdad no significa encontrar la persona perfecta, porque no existe. Cuando realmente te enamoras y amas de verdad sabes que la otra persona tiene sus defectos, te gusten más o menos, pero a pesar de ello permaneces a su lado y la quieres tal y como es.

Ocurre muy a menudo que cuando se nos cae la venda de los ojos y vemos los defectos de esa persona, intentamos que cambie, que vuelva a ser como era. Pero realmente esa persona siempre ha sido así, solo que no lo veíamos con los mismo ojos. Si pretendes que una persona cambie, quizás es que esta persona no sea la adecuada para ti.

Lo que sientes cuando te enamoras de verdad es un cariño incondicional hacia la otra persona a pesar de saber que tiene defectos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*