Remedios para los mareos

Pasos a seguir:

En primer lugar, cuando detectamos que nos estamos mareando, lo mejor es sentarse en un lugar cómodo y permanecer quieto. Otra medida que podemos llevar a cabo es estirarnos y alzar las piernas para facilitar el riego sanguíneo a la cabeza. Un poco de agua también ayudara a hidratarnos en caso de que la falta de agua haya sido la causante del mareo. En caso de que nos sintamos mareados, por ejemplo, cuando estamos dentro de un coche o transporte público, lo recomendable es mirar a un punto fijo para tratar de eliminar la sensación de que todo da vueltas alrededor. Siempre es recomendable tratar de bajarse del vehículo si vemos que el mareo continúa y/o se incrementa. Por otro lado, coger aire profundamente nos permitirá oxigenar nuestro cuerpo y ayudará a que el mareo termine. Además, es importante que conozcamos las causas que provocan los mareos.

Un remedio casero que puede resultar eficaz contra el mareo es el zumo de manzana. En ocasiones, los mareos pueden ser causados por una bajada de azúcar en sangre o por una disminución de la presión arterial. Por ello, el vinagre de manzana contiene propiedades estimulantes que permite regular los niveles de azúcar. Un vaso de zumo de manzana cuando nos sintamos mareados podrá ayudar a que nos sintamos mejor. Del mismo modo, consumir chocolate contribuirá positivamente a aumentar el nivel de azúcar en sangre..

El jengibre es otro de los remedios que podemos utilizar para curar los mareos. Esto se debe a que esta raíz contiene muchas propiedades positivas de las que podemos beneficiarnos, entre las cuales encontramos la de bloquear los receptores de serotonina, los responsables de las náuseas. Tan solo necesitamos preparar una infusión de esta planta añadiendo una raíz. Además, el jengibre ayuda a combatir afecciones intestinales, facilita una buena digestión, es eficaz contra el mal aliento y se considera un antibiótico natural.

La pimienta de cayena es conocida por su uso en la cocina, puesto que otorga sabor a los platos. Además de sus usos culinarios, esta planta es conocida por su múltiples propiedades beneficiosas para la salud humana. Tiene un efecto antibiótico por su contenido en capsaicinoides, entre las cuales se encuentra la capsaicina, capaz de estimular la producción de endorfinas que eliminan la sensación de dolor. Además, la pimienta de cayena estimula la circulación de la sangre aumentando su circulación, por lo que contribuye a que el mareo desaparezca en menos tiempo de lo que lo haría sin este remedio. Para su preparación, hervimos un poco de agua y añadimos una cucharada pequeña de esta planta.

La menta es otro remedio casero que ayuda a aliviar las náuseas que acompañan a los mareos. Para ello, tan solo es necesario preparar un té de menta con unas cuentas hojas o hervir las hojas y comerlas directamente. También es efectiva contra el dolor de estómago y evita los vómitos por sus propiedades antiespasmódicas, por lo que se considera una planta antivomitiva. Al igual que la pimienta de cayena, la menta también contribuye a una mejor circulación de la sangre que ayuda a recuperarse antes del mareo.

En aquellos casos en los que los mareos son producidos por las cervicales, el tratamiento de frío y calor puede ser efectivo si lo aplicamos en la zona afectada. Debemos poner una bolsa de hielo durante unos minutos envuelta con un trapo para que el frío no sea excesivo y, posteriormente, introducir un paño con agua caliente o darse una ducha con agua caliente.

Algunos consejos que te servirán para combatir el mareo y saber cómo actuar son:

Evitar los cambios bruscos de movimiento en caso de que seamos propensos a sufrir mareos.

Tumbarse en el suelo si fuera necesario, en aquellas situaciones en que se tenga la sensación de desmayo inminente. Esto impedirá que nos hagamos daño si se produjera una caída al quedar inconscientes.

Llevar un caramelo encima por si experimentamos una bajada de azúcar.

Mantenerse siempre bien hidratado y no estar largos períodos de tiempo sin comer.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*